Crítica de LAS PROVINCIAS sobre “La dona de negre”


LA MUJER DE NEGRO SIGUE APARECIÉNDOSE

José Vicente Peiró. 02/05/2015

VALENCIA. ‘La mujer de negro’ es una de las obras más exitosas de la escena contemporánea. Aún se programa en Londres desde su estreno en 1989 y tiene su versión cinematográfica. En Valencia recordamos el montaje de La Pavana en la reapertura del Talía en 1991, la mítica de Emilio Gutiérrez Caba o en el concurso teatral de las fallas.
La propuesta en valenciano de Últim Toc de Teatre atrapa. La dirección de Pere Marco aprovecha los recursos técnicos y los juegos de imaginación del texto original, respondiendo con una puesta en escena adecuada a sus exigencias.
Logra su objetivo, la inmersión del espectador en la atmósfera de terror, con toques de ambiente gótico: el envío de la niebla al patio de butacas o la ubicación de las escenas de la habitación infantil en la parte posterior del telón negro convertido en transparente con las luces.
Los trucos visuales de la excelente iluminación de Eugeni Alcañiz y los efectos sonoros de Pau Rosselló trasladan las sensaciones de miedo e inquietud de los actores a la sala, sobre todo con las apariciones de la fantasmagórica mujer de negro (Teresa Llácer).
La obra camina gracias a la conexión de los dos actores. La empatía de Ferrer y Chaqués transmite el canto a la imaginación requerido por los exiguos medios escénicos indicados en el texto.
Su dicción perfecta y su espontaneidad (genial la secuencia inicial) se aprecian en el intercambio de papeles (y sombrero), del que parte el flash-back donde Kipps evoca su experiencia para exorcizarse. Aunque conozcamos esta obra al dedillo esta “dona de negre” emociona. Por algo ganó el prestigioso concurso Vila de Mislata.

Crítica LAS PROVINCIAS

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*