Crítica de J.V. Peiró sobre “La carta (1931-1941)”


 

Maldita guerra ( J. V. Peiró, Las provincias)

VALENCIA. El festival de Russafa Escènica, además de cantera teatral, es germen de obras que evolucionan. Una de las revelaciones de la pasada edición fue ‘La Carta’ de Emili Chaqués, una historia inspirada en un suceso real de la guerra civil española. Merecía ampliar al doble su duración original de treinta y cinco minutos para profundizar en su problemática.

Es un drama humano que reivindica la memoria histórica y la dignificación de los vencidos, enterrados en fosas comunes, emparentando pasado y presente con los discursos radiofónicos. Las realidades social, famliar e individual se cruzan con la política, cuyos conflictos afectan a cualquier familia.

Los personajes representan tipos concretos. El padre de Isabel (magnífico Claudi Ferrer) es un oportunista al servicio del caciquismo representado por Arturo (José Sebastià), convertido en el falangista que antepone su carrera a la acción humanitaria. Toni es un labrador idealista que se incorpora al frente republicano (Emili Chaqués). E Isabel (muy convincente Paula Úbeda ayudada por su voz ronca) es una víctima indirecta del conflicto desde su intimidad y ha de luchar por evitar la muerte de su marido condenado. Todo ello en un escenario único donde la iluminación y el sonido crean los espacios del drama causado por la turbulenta situación de la época.

Una obra comprometida en el recuerdo del pasado para evitar su repetición, bien planteada, a veces lírica, y con una dramática escena final coral preciosa, la lectura de la carta de Toni escrita en prisión.

(J. V. Peiró, Las provincias, 30/04/16)

La carta

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*